Un total de 258 menores congoleños han podido seguir sus clases de modo online gracias al proyecto “Bozindo en casa, no salgas y estudia”, impulsado por la Asociación Africana para la Educación y la Instrucción (AFEDI) en colaboración con Fundación FADE y el Ayuntamiento de Cartagena.

Bajo el lema “Bozindo en casa, no salgas y estudia”, los estudiantes de Primaria y Secundaria del colegio Bozindo, situado en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, han podido avanzar en sus estudios y contrarrestar los efectos del periodo de confinamiento gracias al desarrollo de las clases a través de WhatsApp.

El proyecto se inició tras el cierre, el pasado 18 de marzo, de todos los centros educativos de República Democrática del Congo. En ese momento, y con el fin de contrarrestar los efectos negativos que esta suspensión pudiera tener, las clases se trasladaron formato digital, impartiéndose a través del WhatsApp. 

Gracias a esta iniciativa, impulsada por los 27 profesores del colegio y apoyada por los padres, 258 alumnos de Primaria y Secundaria no perdieron ni un segundo de su formación y pudieron superar sus exámenes finales, siendo uno de los pocos centros educativos de la zona en impulsar una medida de estas características.

Un paso hacia la digitalización de la educación

El éxito de este proyecto no termina aquí: la adaptación de las técnicas de enseñanza propuestas ha demostrado que existe un abanico de herramientas y estrategias educativas a las que recurrir para fortalecer el aprendizaje escolar. De ahí que los profesores del colegio estén trabajando en la digitalización de sus asignaturas, en caso de un futuro confinamiento. Hasta el momento, se han convertido 57 cursos a formato digital.

Desde FADE queremos agradecer a la Asociación Asociación Africana para la Educación y la Instrucción (AFEDI) su colaboración en la formulación, ejecución y seguimiento del proyecto; así como al Ayuntamiento de Cartagena su confianza y colaboración económica.  Los resultados de esta ingeniosa iniciativa contribuyen a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible nº 4 (Educación de Calidad) y nº 9 (Industria, innovación y tecnología) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.