Gracias a la colaboración de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM), Fundación FADE acaba de poner en marcha en el Hospital Virgen de la Arrixaca “La Caja de Música”: un innovador proyecto en ámbito del voluntariado con menores hospitalizados destinado a mejorar el periodo de enfermedad y hospitalización de los más pequeños a través de los recursos que ofrece la música.

El primero de estos talleres, denominado “Marino” y desarrollado el 5 de junio, ha contado con la visita del presidente de la CROEM, José María Albarracín, que de este modo ha querido mostrar el respaldo de los empresarios murcianos a los menores hospitalizados y sus familias.

La Caja de Música” se compone de una serie de talleres musicales destinados a paliar los efectos negativos de la estancia hospitalaria y mejorar sus capacidades a través de la música. Es, por tanto, una oportunidad para que los menores encuentren entretenimiento y dispersión a través de la música. Los talleres están dirigidos por expertos en música y musicoterapia, que con la ayuda de los voluntarios de la Fundación FADE realizan audiciones, juegos musicales, exploración de sonidos, etc. para potenciar la estimulación sensorial, facilitar la relajación y disminuir el estrés de estos menores hospitalizados.

Durante las sesiones los menores trabajan la expresión corporal, la vocal e instrumental, el movimiento, los aspectos plásticos y dramáticos y las emociones; y lo hacen de modo lúdico en torno a un tema, como “Gnomos y hadas”, “Un viaje al Universo”, “Llegó el verano”, “Pasen y vean: en el Circo”, entre otros.

El apoyo de la CROEM permitirá realizar diez talleres musicales a lo largo de 2019, así como complementar los talleres lúdicos y de manualidades que los voluntarios de Fundación FADE realizan en el Materno-Infantil.

Todas estas actividades se enmarcan en el proyecto ‘SECUNDA Junior’, de atención a menores hospitalizados que la Fundación FADE viene desarrollando en el Hospital Virgen de la Arrixaca desde el año 2011. Las actividades se realizan cuatro días a la semana y durante los primeros meses de 2019 ha atendido ya a más de 400 menores hospitalizados gracias al apoyo de un equipo de 38 voluntarios.

Ver galería de fotos