La Fundación FADE ha sido acreditada por la Agencia Nacional Española como entidad de envío, acogida y coordinación en el Servicio de Voluntariado Europeo (SVE).

El SVE es una acción del programa europeo Erasmus+: Juventud en Acción que ofrece a los jóvenes entre 17 y 30 años una experiencia de aprendizaje en el ámbito de la educación no formal en el extranjero, en la que los jóvenes voluntarios mejoran o adquieren competencias para su desarrollo personal, educativo y profesional, así como para su integración social.

Los voluntarios/as desarrollan la actividad de voluntariado en un país distinto a su país de residencia. Esta actividad, no remunerada y sin ánimo de lucro, se realiza a tiempo completo durante un periodo determinado (entre dos y doce meses) en beneficio de la comunidad y se puede desarrollar en diversos ámbitos: cultura, juventud, deporte, trabajo social, prevención de la exclusión social, integración, artes, protección civil, medio ambiente y cooperación al desarrollo. 

La participación en este programa ofrece a los jóvenes de FADE la posibilidad de vivir una experiencia intercultural de larga duración en otra entidad; a la par que jóvenes de otras entidades europeas con interés en los proyectos de voluntariado social que desarrolla FADE pueden formar parte de nuestro equipo durante un periodo de tiempo determinado. De este modo, los participantes en el SVE amplían su formación, mejoran el idioma y conocen otras culturas mientras participan activamente en las causas sociales impulsadas desde las entidades acreditadas en toda Europa.

Un proyecto de SVE consta de tres componentes esenciales:

  • El servicio:  el voluntario es acogido por una organización en un país distinto a su país de residencia durante un tiempo determinado.
  • Apoyo continuado al voluntario: las organizaciones deben proporcionar apoyo antes, durante y después del Servicio de Voluntariado. El apoyo es personal, relacionado con las tareas, apoyo lingüístico  y administrativo (seguro, visado, permiso residencia).
  • El ciclo de formación del SVE: el SVE supone una situación de aprendizaje para el joven en todos los sentidos. La formación del voluntario/a es obligatoria. Su objetivo es guiar a los voluntarios/as a lo largo de todo el proceso de aprendizaje antes, durante y después de su servicio voluntario en el extranjero.

Más información sobre el SVE del programa Erasmus+: Juventud en Acción en este enlace.