El proyecto de Fundación FADE 'Agua potable para las poblaciones rurales de la zona de Mehandan, Camerún' ha sido seleccionado -junto a otros 22 proyectos de toda España- en la IV Convocatoria de Ayudas a Proyectos de Acción Social de Fundación Mutua Madrileña.

En concreto, el proyecto de FADE ha sido uno de los seis seleccionados en la categoría de Cooperación al Desarrollo y se realizará en colaboración con el socio local APF.

La ayuda de Fundación Mutua Madrileña (25.000 €) permitirá la construcción de dos pozos de agua y la formación en hábitos de higiene y salud en dos localidades de la zona rural de Mehandanm, beneficiando -de modo directo- a 1.000 personas (60% mujeres, muy jóvenes y con un número muy elevado de niños menores de 7 años). El número de beneficiarios indirectos del proyecto se sitúa en, al menos, 3.000 personas. Se trata de poblaciones que viven en situación de pobreza extrema, con bajos o nulos recursos económicos y altas tasas de analfabetismo. Al carecer de infraestructuras hídricas en condiciones, las tasas de enfermedades relacionadas con la utilización de agua contaminada son bastante altas. Gracias a la construcción de los dos pozos, cuyo agua potable estará a la disposición de todos los habitantes y pasantes, mejoraremos las condiciones de salud de la zona. 


Beneficios del proyecto:

  • Acceso al agua potable para más de 1000 personas de situación de pobreza extrema
  • Disminución de las enfermedades relacionadas con la utilización de agua contaminada
  • Aumento del grado de higiene
  • Disminución de las enfermedades relacionadas con la falta de higiene
  • Mejora general del estado de salud y disminución de la fatiga por deshidratación a lo largo del día
  • Ahorro en los gastos en medicinas y consultas médicas y, por consecuencia, alivio en la pobreza
  • Aumento del rendimiento escolar de los niños y niñas que, al disponer de agua potable, podrán concentrarse más durante las clases
  • Posibilidad de emplear el tiempo que se gasta en ir muy lejos a buscar agua en actividades productivas, en el caso de las mujeres, y en el estudio, en el caso de los niños
  • Estímulo para el trabajo, gracias al mejor estado de salud
  • Posibilidad de promover actividades productivas más rentables gracias a la disponibilidad de agua (crianza de animales: cerdos y pollos)
  • Favorecer la cohesión social en los dos pueblos y el espíritu de solidaridad entre las familias de estas poblaciones gracias a una realización de interés general para todos. Es un punto esencial para el desarrollo.