Entrevista a Daniel Hernández y Alberto Brun, voluntarios de FADE y creadores del proyecto ‘Motiva tu sonrisa’

Tengo el placer de entrevistar a mis compañeros Daniel Hernández y Alberto Brun, que están de enhorabuena.

Ana: ¿Cuál es el motivo de vuestra alegría?

Daniel: Hemos sido preseleccionados para acudir a Madrid del 28 al 30 de marzo y participar en las Jornadas de Think Big (Fundación Telefónica), optando por acceder al siguiente y último nivel “Build”.

 

Ana: ¿Cómo surgió la idea de vuestro proyecto? ¿Por qué enfocado a los mayores?

Alberto: Todo comenzó hace un año. Daniel me comentó que desde la Fundación Telefónica se había puesto en marcha un concurso sobre emprendimiento social. Y me pareció una idea estupenda proponer una idea conjunta.
Tras debatir qué hacer decidimos enfocarlo a la tercera edad porque creemos que se deben superar ciertos prejuicios como el concebir al anciano como una persona inactiva, triste, enferma... Desde la sociedad, su realidad se suele apartar. Los medios de comunicación apuestan por la juventud como símbolo de éxito, felicidad y de oportunidades y, por el contrario, a los ancianos se les desplaza porque su imagen “no vende”.
Una vez seleccionado el colectivo a ayudar, observamos sus necesidades y estudiamos de qué manera podíamos contribuir nosotros a mejorar su situación dentro de nuestras posibilidades, innovando en la medida que pudiéramos y partiendo, más que de muchos medios materiales, de un enorme entusiasmo y mucha ilusión.

Ana: Aparte de vosotros, ¿Quién os ha ayudado a lo largo de este año de gestación del proyecto?

Daniel: Alberto y yo nos hemos sentido respaldados, en todo momento, por nuestra Fundación FADE y por la trabajadora social del barrio del Carmen. Partiendo de la versatilidad de nuestra idea inicial, muchas personas han aportado su granito de arena. Desde profesores, compañeros, amigos, familiares, voluntarios, trabajadores sociales, etc. Finalmente, ha surgido el proyecto “Motiva tu sonrisa” fruto del trabajo conjunto y la ayuda, no sólo de FADE, sino de la Fundación Telefónica, que ha apostado por nosotros y nos ha dado la oportunidad de ponerlo en marcha.

Ana: ¿En qué fase del proyecto estáis? ¿Cuál es vuestro objetivo?

Ambos: Tras superar la fase inicial, hemos seleccionado los voluntarios y, si pasamos a la fase “Build” consolidaremos el proyecto y lo ampliaremos.Nuestro objetivo es que tenga una mayor proyección y se expanda más allá del Barrio del Carmen. Así serán más los beneficiarios del mismo. Ante todo, se trata de contribuir al bienestar de los mayores que viven en una situación precaria o de aislamiento social y que se integren, que se sientan útiles y queridos.

Ana: ¿Qué es lo más original que aporta este proyecto?

Daniel: Vamos más allá del mero acompañamiento a mayores. Apostamos por el “ocio personalizado”.

Ana: ¿En qué consiste “el ocio personalizado”?

Alberto: El anciano marca nuestra actuación. Es quien decide. Te cuento un poquito cuál es el procedimiento:

Primero es la trabajadora social quien nos facilita los datos de aquellos que, según su criterio, pueden beneficiarse con nuestra actividad.

Seguidamente, visitamos a esa persona, le comentamos nuestro proyecto y le invitamos a participar. De acceder a nuestra propuesta, le realizamos una pequeña entrevista a fin de conocer sus gustos, aficiones, motivaciones, retos, etc. Con esta información, seleccionamos voluntarios con intereses similares que pueden empatizar con la persona mayor a fin de que se sienta cómoda y sea buena la comunicación.

Después nos reunimos con los voluntarios y el anciano donde los presentamos y concretamos en qué va a consistir la actividad, horario, lugar, etc., tratando de compaginar la rutina de ambos, que no es fácil. Para ello facilitamos el teléfono del voluntario y entre ellos se ponen de acuerdo, como cualquier pareja de amigos.

Puede parecer una idea muy simple, pero muchas veces pensamos, al vivir en una sociedad consumista, que lo que cuesta dinero nos va a aportar más bienestar o felicidad personal y descartamos las cosas sencillas, los pequeños detalles. Desde la Psicología, el apoyo social es muy importante a la hora de conseguir la recuperación de cualquier problema emocional e incluso físico.

Entrevista realizada por Ana Llamas, coordinadora del voluntariado en el Hospital Morales Meseguer y extraída del blog voluntariosforma2.blogspot.com.es