El pasado 12 de diciembre firmamos con el Ayuntamiento de Cartagena un acuerdo para iniciar un nuevo proyecto de cooperación al desarrollo en Camerún, en la zona de Mehandan. Se trata de la construcción de un dispensario médico, para mejorar la salud y asistencia médica de la población.

En esta zona rural sus habitantes viven con 2 dólares al día, el gasto médico por persona es de 136 dólares -cuando en España el gasto es 1.785-, la mortalidad infantil de 61 niños por cada 1.000 y el 32,6% de la población infantil sufre desnutrición severa.

Gracias al proyecto, los habitantes de Mehandan no tendrán que desplazarse 30 km para ir al hospital, ya que la atención de la mayoría de las enfermedades podrá hacerse en el dispensario. Un paso más, para ayudar a estas personas a mejorar su nivel de vida y reducir la pobreza en la que viven.