La Fundación Cajamurcia mantiene su apoyo al Programa SECUNDA, que la Fundación FADE viene desarrollando desde 2006 con el objetivo de aumentar la calidad de vida, fomentar la autonomía y mejorar la atención de las personas mayores, enfermas y/o dependientes y de sus familiares y cuidadores a través de la promoción y ejecución de un servicio de voluntariado.

Gracias a este proyecto, el pasado año atendimos -de modo personalizado- a más de 2.600 personas que atraviesan, por enfermedad, soledad y otras circunstancias, una situación difícil en su vida.

El pasado 19 de junio se produjo la renovación del convenio de colaboración entre ambas entidades, en un acto que contó con la presencia del director de la Fundación Cajamurcia, Pascual Martínez, y de la presidenta de la FADE, María Vink.

La buena marcha del proyecto sólo es posible gracias a la implicación de un nutrido grupo de voluntarios -330 en 2016-, que se comprometen a prestar dos horas semanales de su tiempo para la atención de colectivos vulnerables. Las actividades del programa SECUNDA se desarrollan en los hospitales Morales Meseguer, Santa Lucía y Psiquiátrico Román Alberca; las residencias de mayores San Basilio, Hermanitas de los Pobres, Hogar de Betania y Villademar; el centro de día Siervas de Jesús; en Astrapace y diferentes domicilios particulares.

Además, Fundación FADE ofrece una formación continua en voluntariado con ciclos de temáticas específicas que, en el caso de la ciudad de Murcia, se imparten en el Centro Cultural Las Claras Cajamurcia. 

Desde la FADE agradecemos a Fundación Cajamurcia su constante apoyo a nuestros proyectos. Gracias a su ayuda, ¡seguiremos generando valor social!