Silvana vive en El Alto, una de las zonas más pobres de Bolivia. Es hija de Margarita: una mujer sola, madre de dos hijos, con escasos recursos económicos pero con gran determinación y fuerza de voluntad.

Silvana acude a diario al colegio y está progresando en sus estudios gracias al proyecto “Fortalecimiento de las capacidades socioproductivas de la empresa social de la Fundación Palliri para el autofinanciamiento de las actividades socioeconómicas para menores en riesgo social”, impulsado por la Fundación FADE y cofinanciado por el Ayuntamiento de Valencia.

Gracias a esta iniciativa un total de 430 niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad de El Alto han mejorado su rendimiento escolar y autoestima con su participación diaria en alguno de los centros de educación infantil y educación integral que la Fundación Palliri gestiona:

  • Centro educativo infantil Antawara
  • Centro de Educación Integral Las Delicias
  • Centro de Educación Integral Ciudad de Murcia – Michme.


Junto al fomento del éxito escolar, el proyecto ha mejorado las condiciones de salud de los beneficiarios gracias a la realización de un programa de actividades de prevención; salud y alimentación, desarrolladas a lo largo de todo el proyecto.

En conjunto, 710 personas en riesgo de exclusión económica y social (alrededor del 60% son mujeres) han mejorado sus condiciones de vida y salud gracias a este proyecto.